Etapa 27. Montserrat – Manresa (23,5 km)

Nada es difícil para un hombre cuya voluntad está fija en él, especialmente si es una cosa que se hace por amor

Bicicletas dificultad media. Para bajar desde Santa Cecilia es mejor no tomar la senda de a pie sino seguir todo recto por la pista de tierra, pasando una casa que dejaremos a nuestra izquierda y cruzar el torrente para encontrar el punto en el que los caminantes se unen al camino de tierra que conduce a Sant Cristófol. En la bajada desde Castellgalí hay que llevar la bicicleta al lado y también caminar con cuidado por la carretera C-55.

Montserrat : Km 0. Ermita de Santa Cecilia: Km 3,5. Sant Cristófol: Km 7,9. Iglesia de Castellgalí: Km 14,3. Riera de El Xup: Km 20,6. Torre de Santa Caterina: Km 22,6. La Cova de Manresa: Km 23,5.

Nos despedimos de la Mare de Déu de Montserrat y emprendemos la marcha por el mismo Camí dels Degotalls por el que llegamos al Monasterio. Deshacemos lo andado en la jornada anterior, así que volvemos a la misma carretera, pero ahora la tomamos a nuestra izquierda, puesto que nos dirigimos de nuevo a la ermita de Santa Cecilia, que ya conocemos. Caminamos por el sendero paralelo a la carretera y después de pasar por la derecha del túnel, vemos la ermita en lo alto, junto a la carretera.

Llegados a ella, tomamos un camino asfaltado que baja a nuestra derecha. Un poste nos indica “GR-4 a Sant Cristófol”. Seguimos su indicación. Dejamos la ermita a nuestra izquierda y vamos bajando por el camino asfaltado. Vamos en paralelo a la carretera, pero por debajo de ella. Cruzamos torrenteras que bajan de la montaña.

Para los peregrinos en bicicleta, es mejor tomar el camino vecinal de tierra que sigue descendiendo, haciendo curvas, en dirección a unas granjas, que dejaremos a nuestra izquierda. Ante cada nueva pista, tomamos siempre la que sale siempre a nuestra derecha, siempre descendiendo. Hemos de llegar hasta un cauce y pasarlo al otro lado, para subir por el camino de tierra y encontrarnos al final del camino vecinal (unos hierros cruzados indican el punto) con los peregrinos de a pie, que han bajado directamente por la ladera de la montaña.

Los viandantes han de seguir sin posible pérdida las indicaciones del sendero GR-4 que nos lleva a Sant Cristófol. Así nos lo indica un poste situado en una curva cerrada del camino vecinal. Es una senda sendero de montaña que desciende en pendiente fuerte. Seguimos las señales rojas y blancas del GR-4 y llegamos a una pista ancha de tierra: la tomamos a la derecha. Los peregrinos en bicicleta se unen a nosotros. Flechas amarillas, a contracorriente.

Entramos en la urbanización de Can Prat, por la calle Carrer de les Agulles. Seguimos las marcas rojas y blancas. Siempre hacia delante por la misma calle. A veces las señales en los postes de la luz están cubiertas con pintura rosa, pero no hay pérdida posible. Llegamos a una curva muy cerrada a nuestra derecha y en ella un poste nos indica el camino hacia Manresa, a nuestra izquierda. ¡Atención! porque estamos ante dos alternativas: la correcta es seguir las señales roja y blanca del GR-4, que están en una piedra en el lado derecho del camino. Es el camino más perpendicular a la carretera por la que venimos.

Nueva bifurcación: tomamos a la derecha hacia la ermita de Sant Jaume de Castellbell. Señales rojas y blancas. Nuestro camino acaba delante de las casas del pueblo de Sant Cristófol, en el que no entramos. Tomamos el camino a nuestra izquierda, siguiendo la indicación de Sant Jaume de Castellbell. Descendemos hacia un torrente, siguiendo las marcas del GR-4. Cruzamos el cauce y dejamos una casa a nuestra izquierda. Otra bifurcación: tomamos a la derecha, siguiendo las pistas rojas y blancas.

Llegamos a la carretera asfaltada y tomamos a la izquierda para bajar hasta el puente. Tomamos la dirección de Castellbell y el Vilar. Tras pasar el puente y al lado del restaurante aparece un camino a la izquierda que nos hace subir. Un poste nos indica la dirección de Manresa.

El camino de tierra se une a otro que aparece a nuestra derecha. Seguimos siempre de frente y nos encontramos con una granja porcina de grandes dimensiones a nuestra izquierda. Pasadas las edificaciones de la granja, llegamos a una bifurcación: tomamos a la izquierda siguiendo el camino. Un poste nos confirma la dirección. Dejamos las pistas del GR-4 (rojas y blancas) y ahora seguimos las marcas azul y blanco. Otra bifurcación: tomamos a la derecha. El camino nos lleva a cruzar un cauce y, tras cruzarlo, empieza otro camino a la derecha del nuestro. Un poste nos indica a la derecha la dirección de Manresa y Castellgalí y tomamos, pues, a la derecha obedeciendo la señal.

Nuestro camino cruza otro, que tomamos a la derecha. Más adelante un camino empieza a nuestra izquierda, pero nosotros continuamos con el que llevamos. Llegamos a las primeras casas de Castellgalí: un viejo cartel de la Unión Excursionista nos dice que nos quedan dos horas hasta Manresa. Tomamos la primera calle a nuestra izquierda, siguiendo las pistas blancas y azules. Estamos en la calle “Camino de Montserrat” y seguimos siempre de frente por ella.

Nos acercamos al núcleo del pueblo y vemos la iglesia en lo alto, en frente de nosotros. Subimos hacia ella por la calle de Sant Antoni, y aquí decimos adiós a las pistas azules y blancas y al Camino de Santiago catalán, puesto que nuestro Camino Ignaciano sigue recto pasando por delante de la fachada de la iglesia. Continuamos adelante y al final de las casas del pueblo, empieza un camino de tierra junto a un poste de electricidad. Un cartel nos indica que entramos en el antiguo camino de los peregrinos de Manresa a Montserrat que data del siglo X. Empezamos un fuerte descenso en dirección a la carretera C-55. Vamos bajando hasta llegar a ella, que tomamos a nuestra izquierda. Atención con la circulación, que es muy intensa. Continuamos por la carretera unos 500 metros y, pasado el puente sobre un río, dejando un campo de golf a nuestra izquierda, entramos en un camino medio asfaltado que empieza en la izquierda.

Vamos bordeando el campo de golf y el cauce del Cornet que quedan a nuestra izquierda. Un monumento recuerda el martirio en ese lugar de dos religiosas en 1936. Bifurcación: tomamos a nuestra derecha, para evitar cruzar el río. Después de 600 m llegamos ante la casa privada de La Masía (Can Cornet) y tomamos el camino que sigue a nuestra derecha y que nos hace subir hacia una vieja cantera de piedra. Es una senda empinada y que va haciendo zigzags. Grandes piedras en el camino nos permiten adivinar la presencia de la cantera, que no llegamos a ver, puesto que el sendero sigue su ascensión sin pasar por la cantera. Al llegar casi a lo alto, delante de unos campos de cultivo, nuestro camino gira a la izquierda y, a unos 200 metros, acaba en otro, que tomamos a la izquierda. A poco alcanzamos a ver ya a distancia la ciudad de Manresa.

Siempre en nuestro camino, hacia delante, sin meternos por otros caminos que van surgiendo a derecha e izquierda, nos dirigimos al castillo de Oller del Mas. Tras recorrer kilómetro y medio, se nos une un camino por la izquierda y en unos metros más, llegamos a 100m de las puertas del castillo. Nosotros giramos a la derecha y pasamos junto a una columna que nos indica que estamos sobre la antigua calzada romana que seguramente Ignacio tomó para acercarse a Manresa. Dejamos un camino que baja a nuestra derecha y seguimos hacia unas casas, que pasamos dejándolas a nuestra izquierda. Después de una corta bajada, llegamos a la entrada de otra casa y en ese punto tomamos a la izquierda un camino que baja hacia la riera. Descendemos y la cruzamos por un pequeño puente.

Pasado el riachuelo, giramos a nuestra derecha unos 50 m y subimos por un camino que vamos a seguir, junto a un muro de piedra. Una vez arriba tomamos a la izquierda y nos dirigimos hacia unas casas que pasamos y seguimos recto hasta un nuevo cruce, con unos postes de electricidad muy visibles. En el cruce tomamos a nuestra derecha, alejándonos del barrio de El Xup.

Seguimos de frente. Giramos bruscamente a la derecha para entrar en una granja, pero nosotros seguimos de frente, por un camino antiguo, no muy bien marcado que pasa entre los campos de labranza. A unos 200 metros se bifurca. Tomamos el sendero estrecho que sigue recto a nuestra derecha.

Nuestro camino cruza un camino asfaltado. Seguimos recto en dirección a la Torre de Santa Caterina, un antigua atalaya. Vamos rectos hacia ella. Un parking a nuestra izquierda nos allana el camino para llevarnos hasta la Torre.

Una vez allí, tenemos frente a nosotros Manresa: La Basílica de La Seu y el edificio de la Casa de Ejercicios Espirituales de la Cova de Sant Ignasi. Abajo salvando el río Cardoner vemos el Puente Viejo, el puente medieval en lomo de asno, que hemos de cruzar como lo hiciera Ignacio de Loyola hace casi 500 años.

Bajamos del Torreón por un camino que parte justo delante, en dirección a la Cova. La fuerte bajada nos lleva casi hasta la ermita de la Virgen de la Guía, que vemos a nuestra derecha. Dice la tradición que,  al llegar Ignacio a este punto, se encontró al pueblo en romería en honor de la Virgen. Muy probablemente se encomendó a la Virgen de la Guía para que le guiase en su peregrinar. Tomamos la carretera a nuestra izquierda, para cruzar por un puente las vías del tren. Bajamos a la carretera del río Cardoner y giramos a la derecha para dirigirnos al Puente Viejo.

Lo cruzamos con la emoción de quien está llegando al final de un largo trayecto, a un lugar largamente deseado. De frente y en lo alto, el edificio de la Cova de San Ignacio. Al final del puente, un poco a la izquierda, parte una calle que sube hacia la Cova.

Los peregrinos deberían dirigirse primero al antiguo colegio de los jesuitas en Manresa, en la calle de Sant Ignasi 36, para poder sellar su credencial y obtener su certificado final en la Oficina de Acogida del Peregrino. Para llegar allí, pasado el puente viejo, subimos junto a la ermita de Sant Marc, por la vía de Sant Ignasi, dejando en lo alto la basílica de La Seu a nuestra izquierda. En 400 m llegamos a la Plaza de Sant Ignasi y a la ermita del Rapte. La Oficina del Peregrino del Ayuntamiento de Manresa está a escasos metros.

Altimetria foto: 
Esquema de la etapa: 
Mapa ciudad entrada: 

Alojamiento

Castellbell i el Vilar

Asociación Taxistas del Valle . 938 28 24 75
Taxi José María Claret . 938 28 22 30

Manresa

Alberg del Carme . Pl. Milcentenari, s/n. Tél. 938 750 396 A los peregrinos ignacianos se les aplica un 10% de descuento presentando la credencial
Apartamento . http://www.somiarte.com/#!bb/ctac / somiartetaller@gmail.com / Tel: 630 538 838
Apartaments Grup Urbi . C/ Codinella, 9. Entresol 2ª. Tel: 93 876 82 41 - 606 99 35 37
Apartaments la Farola . C/ Canyelles, 5 Tel: 938 73 13 00
Apartaments Turístics . www.manresaapartments.com / rentals@manresaapartments.com / Tel: 660551333
Casa d’Exercicis, La Cova de Sant Ignasi . Passatge de la Cova, s/n Tel: 938 720 422. Es indispensable llamar para reservar habitación y fijar el número de días de alojamiento disponibles. Tan sólo en 2009 pasaron 32.000 personas por la Cova y 5.000 participaron de sus actividades: ¡no contemos con encontrar habitación fácilmente!
Hostal Turó de la Torre . C/. Sallent, s/n Polígon Els Dolors Tel. 93 873 32 86
Hotel 1948 . Carretera de Santpedor 54 – 58, Tel. 938 748 216.
Hotel Els Noguers** . Avinguda Països Catalans, 167, Tel. 938 743 258.
Pensión La Masia . Plaça Sant Ignasi, 22, Tel. 938 724 237
Pensión Roser Manila Sant Andreu . Carrer Sant Andreu, 9, Tel. 938 725 908.
Radio Taxi Manresa . Tel: 938 744 000
Taxi Manuel Artero . 630 91 89 00
Taxis Manresa . Tel: 938 770 877

Montserrat

Taxi Marcel . 607 329 946

Comentarios

The 28th day is a day for praying in the Cova, joining the 7.30 a.m. mass in the Cova in Catalan. Fr. Magriñas introdoced me to the small group, who were at the mass. I went to the St. Lucia's Hospital then down to the river Cardoner. In general I received a special grace: the health and the happiness. During the whole pilgrimage there was not any problem with my health. Even tiredness in legs were not so serious. In my understanding there are two big currents during the pilgrimage. The one is from God's love, coming down, inviting me to come. Then the second current is an answer from my part, to make myself ready to do any mission for spreading His love. I started the Camino, then experienced the difficulties on the way, and yet there were many helps. By the time, the joy and the high spirit surpassed all challenges and difficulties. There was a source of energy from within, which supported both my tiny legs. In fact I was bringing more than what it should be. I am only 64 kg, when I started. Now I think I loss about 4 kg. According to the rules, the weight of the carrier is about 10% of the body weight. However I was carrying about 20%. The pain on the shoulders was changing from right to left, from left to right. But I could bear it to the end. I think I am ready now to do any mission, to walk to any palce, where God wants me.This spiritual freedom makes my inner feeling so light. Now, it finished. Thank you for the support. I am very sorry that I couldn't meet Josep personally. I learned from Vera in Verdú, that Josep will guide a group, starting from Friday in Verdú. It means will finish in Manresa by Monday. I will not see Josep in Barcelona on Sunday. Hopefully Next time! I have a confidence that Camino Ignaciano will be soon known to many, and become the source of inspiration for anyone who want to search for meaning of life. I wish you a lot of spiritual fruit for guarding and improving the Camino Ignaciano.

Today is the 28th day. I arrived in Manresa yesterday, walking down from Montserrat. On the Spirituality Center Maria Theresa has been waiting, giving the key of the room in the Jesuit Community. Fr. Sugrañes was about to leave to the parish, where he usually serves. I met in the lobby. Fr. Magriñas welcomed me, and showed the rooms in the community. It was a beautiful ending, the hospitality of the house of Manresa. From the whole Camino Ignaciano I got a lot of consolation. During the walks I have got good surprises. People helped me in many ways. I think they are the real hands of God, handing over the helps for me. The owner of the Hostal San Miguel speaks English very well, since he has been in the USA, working there. He said "Camino Santiago is now a tourism. But Camino Ignaciano is a pilgrimage".

Me gustaría agradecer la hospitalidad recibida en el camino y dar las gracias a un grupo de peregrinos del Camino Ignaciano que nos hizo compartir momentos privilegiados a su lado en la ciudad de Manresa. Ha sido la primera vez que hago un camino y sé lo que significa la hospitalidad. En este camino Ignaciano tan desconocido para muchos ha resultado ser el camino más especial y sentido que he hecho.

Añadir nuevo comentario